Ser la mejor empresa para el mundo: el propósito de las organizaciones sostenibles  

Las organizaciones están cambiando de mentalidad. Ya no solo piensan en buscar los activos financieros, propios de cada negocio. También enfocan sus procesos operativos en ser la mejor empresa para el mundo

Tras el impacto de la pandemia de Covid-19, la agudización del cambio climático, los períodos prolongados de sequía y la escasez de recursos, la conservación del medioambiente se ha convertido en prioridad para todos. 

Por esta razón, las empresas han puesto la mirada en reestructurar su funcionamiento y redefinir objetivos a corto, mediano y largo plazo, centrándose en cuidar el planeta y mejorar el entorno. 

Ser la mejor empresa para el mundo no es más que medir el éxito corporativo a través de tres pilares claves: el beneficio económico, el aporte ambiental y el impacto social.  

Para que un negocio pueda sobrevivir en el tiempo, debe generar ganancias. Sin embargo, no es ese su propósito. El propósito va más allá de los activos y se construye a raíz del bienestar que se genera para las personas y en la forma de optimizar los recursos. 

Escoger materias primas ecológicas, disminuir los residuos, reutilizar los materiales y elegir proveedores que estén alineados con los valores de la empresa, son algunas de las acciones que se pueden tomar para avanzar hacia la sostenibilidad de una empresa. 

Asimismo, procurar la comodidad de los colaboradores y ofrecer incentivos que promuevan un balance entre la vida personal y el ámbito laboral, pueden contribuir a generar un cambio significativo en el desarrollo de sus actividades.  

Ser la mejor empresa para el mundo implica tener conciencia de la importancia de la sostenibilidad desde el punto de vista corporativo, y trabajar para que tanto talentos como consumidores sean parte del proceso. 

Para las Empresas B es una filosofía, un modelo de negocio que apunta hacia un nuevo paradigma que da espacio a las demandas sociales y crea un ecosistema sustentable en el tiempo con decisiones donde prevalece la ética y la transparencia. 

Las mejores empresas para el mundo se enfocan en: 
 

Buscar el Triple Impacto 

Es decir, el equilibrio entre el bienestar social, el impacto medioambiental y las utilidades. Es importante destacar que en un mundo en el que se impone un modelo de capital, lograr que las decisiones busquen proteger el planeta y mejorar el entorno se convierte en una ventaja competitiva clave. 

Si bien el modelo actual no es un modelo inherentemente malo, no manifiesta una sincera preocupación por los problemas que afectan el medioambiente y que tienen relevancia para las personas. 
 

Hoy por hoy, tanto usuarios como colaboradores prefieren marcas sencillas, con contenido de valor enfocado en impactar significativamente a la sociedad y a todo lo que ocurre en torno a la naturaleza. 

De acuerdo con el estudio B-Brands 2022, uno de cada tres chilenos tiene intenciones de llevar una vida sustentable y esto mismo espera de las empresas con las que se involucra. En este sentido, el 80% de las personas que participaron en la investigación señalaron que impactar positivamente el mundo es necesario; asimismo destacaron que las marcas desempeñan un papel clave en la construcción de un entorno mejor. 


Ser agentes de cambio 

Además de tener la voluntad de hacer las cosas bien, las mejores empresas para el mundo trabajan en lograr un cambio, educando a colaboradores y usuarios sobre la importancia de fomentar un ecosistema en el que el bien colectivo y las demandas sociales y del planeta sean prioridad para la consecución de los objetivos corporativos. 

De este modo, ponen en marcha acciones que pongan de manifiesto la capacidad de adaptación de la compañía y la disposición para encaminarse hacia un movimiento global en donde la ética responsable y la gobernanza rigen las prácticas comerciales. 

Algunas de estas acciones son:  

-Sustitución de materias primas. 

-Redistribución de los procesos operativos. 

-Transparencia en la cadena de suministros. 

-Equidad en todos los niveles de la organización. 

-Entre otros. 


Obtener la certificación B 

Todos hablan de la sostenibilidad. En colegios, en casa, con amigos o en los espacios de trabajo, cada vez es más común que el consumo responsable de los recursos naturales sea tema de conversación.  

Parte de esta realidad es que ser sustentable forma parte de la vida de todos y las organizaciones no escapan de ello.  

Por medio de la certificación B, las empresas pueden desarrollar un ecosistema propicio para alcanzar sus objetivos y materializar el Triple Impacto. Asimismo, asumen el compromiso de transformar su comportamiento corporativo y medir sus impactos con base en los estándares señalados por B Lab, entidad sin fines de lucro que se encarga de verificar las buenas prácticas de las empresas en materia de sostenibilidad. 

En el artículo ¿Cómo ser Empresa B? se explican los 6 pasos para obtener la certificación.  


Tres pilares que sostienen a las mejores empresas para el mundo 

Propósito 

El propósito es la base de las mejores empresas para el mundo, entendiéndose como la razón de ser de dicho negocio. Crear valor ambiental, social y económico con la finalidad de contribuir al progreso y desarrollo de las comunidades donde opera la marca para las generaciones presentes y futuras.  

Prácticas comerciales honestas 

Una marca que busca impactar positivamente trabaja en función de la transparencia y la ética en la toma decisiones, evitando prácticas engañosas para los consumidores, y fomentando acciones que verdaderamente están alineadas a su valor y propósito

Inclusión y equidad 

Las mejores empresas para el mundo promueven la inclusión y crean espacios para el encuentro, propiciando igualdad de oportunidades para todos y un entorno más justo. 

Revisa el curso gratuito Exploradores de Impacto y descubre todos los recursos que ofrecemos en Academia Triple Impacto. Conoce cómo generar un cambio significativo en tu entorno y aprende los conceptos básicos sobre la sostenibilidad y el Movimiento B.  

 
Pasa de las ganas a la acción y comienza ahora haciendo clic AQUÍ. ¡Regístrate! 

Te invitamos a compartir: